Cada cliente es único y establecemos las visitas a cada uno de ellos en función de las necesidades de abastecimiento de las máquinas instaladas, realizando por higiene, como mínimo, una visita semanal.